inbestMe Strategic ETFs

Inversión en los mejores ETFs

Los planes de carteras inbestMe Strategic son carteras totalmente pasivas o indexadas, es decir constituidas por una combinación, de 10 ETFs de media (Fondos indexados cotizados) que siguen a índices.

En estas carteras la distribución de activos está optimizada desde un punto de vista estratégico maximizando la diversificación con una visión a largo plazo. La composición está optimizada con activos que cubren renta variable, renta fija y otros, de diferentes regiones del mundo. Se ha demostrado que combinando estos diferentes activos se construyen carteras eficientes en lo que respecta al ratio rentabilidad/riesgo. Es decir, se maximiza para un determinado riesgo la rentabilidad.

Cuanto más alto sea el perfil más alta será la parte de renta variable, más potencial rentabilidad a largo plazo pero también más volatilidad. En los perfiles más bajos, la proporción de renta variable se reduce, la parte de renta fija toma peso, reduciéndose el potencial de rentabilidad a largo plazo pero por otro lado reduciéndose la volatilidad (asociado al riesgo en la industria financiera).

Los planes de carteras Strategic tienen un alto grado de automatización. Es decir se monitorizan periódicamente para que su distribución esté alineada al máximo posible con la distribución inicial, reajustándose su composición sea por los movimientos del mercado, la distribución de dividendos o las nuevas aportaciones.

Nuestros expertos siguen estando detrás de esa optimización de las carteras, en la elección de los mejores ETFs que los constituyen, pero no cambian en ningún momento la distribución de las carteras sea cual sea la situación de mercado.

Las principales características de estas carteras son:

  • Importe mínimo de inversión: desde 5.000 €
  • Máxima eficiencia
  • Bajo coste
  • Depositaria internacional
  • Simplicidad (mayormente automatizado)

Puede ser muy adecuada para personas que valoren que:

  • Se puede obtener mejor rentabilidad con esta estrategia que con la gestión activa o fondos de inversión gestionados (el 80% no son capaces de obtener ni siquiera los retornos del mercado).
  • Los menores costes de una gestión pasiva se traducen en mejor rentabilidad para el cliente. Es obvio que tendremos en nuestro bolsillo una mayor rentabilidad neta si a un 6% de rentabilidad esperada se le resta un 0,75% de costes de gestión (neto 5,25%), que si a ese mismo 6% se le resta un 2,5% (neto 3,5%), este último ejemplo haciendo referencia a otros métodos de gestión cuyo coste es mucho más elevado.

inbestMe Strategic es especialmente adecuada (aunque no exclusiva) para una persona con la capacidad de hacer aportaciones periódicas, ya que esto reducirá sus riesgos, al invertir en diferentes momentos de mercado, lo que redundará en más rentabilidad final.

Conoce más en el post sobre la metodología avanzada inbestMe