Cambios de perfil

Por norma general podrás solicitar, sin coste, hasta 2 cambios de perfil por cartera y año

inbestMe realiza a todos sus clientes, una vez al año, una revisión de su perfil inversor. Esto permite controlar que todos los clientes siguen con un plan de inversión adaptado a su perfil de riesgo.

Aún así, es conveniente que el cliente actualice sus datos dentro de su área de cliente cuando haya un cambio en su situación personal, perfil o datos personales.

En el momento de responder el test de perfil de riesgo es conveniente que todo cliente piense en el largo plazo y diseñe mentalmente un plan de inversión con el que se sienta cómodo pase lo que pase en los mercados. Ningún inversor debería  cambiar su perfil de riesgo intentando acertar el comportamiento del mercado y dejándose llevar por las circunstancias del mismo, ya fuera por euforia en los mercados cuando estos suben o, al revés, por la depresión cuando estos bajan.

A pesar de esto, en algún momento sí puede ser conveniente realizar una modificación ya sea porque se produzca un cambio en sus circunstancias personales o porque su tolerancia al riesgo haya cambiado.

En estos casos el cliente podrá modificar una vez al mes el perfil de su cartera, siempre que este se mantenga dentro de su test de idoneidad. Si el cliente decide aumentar su perfil de cartera por encima de su test de idoneidad deberá proceder a revisar su cuestionario (realizando el test inicial). Una vez realizado y aprobado el cambio de perfil inbestMe procederá a redistribuir su cartera.

Un mismo cliente podrá solicitar sin coste y dentro de un mismo año natural hasta 2 cambios de perfil, en el caso de las carteras de Fondos Indexados y ETF de cualquier estilo, y hasta 6 cambios de perfil en el caso de las carteras Advanced. Superados dichos límites, el cliente asumirá para cada una de las modificaciones adicionales unos costes en concepto de Exceso de cambio de Perfil del 0,35% (carteras de Fondos Indexados y ETF de cualquier estilo) y del 0,15% (carteras Advanced).

Composición perfil inbestMe

Nuestro perfilado tiene en cuenta dos grandes "bloques" (siempre cumpliendo la normativa MIFID actual):

  • Las respuestas propias de la cartera de inversión (damos la posibilidad de que el mismo cliente tenga más de una cartera gestionada, con diferentes perfiles o tipo de plan). Este bloque de respuestas sólo afectará a la cartera seleccionada. 
  • Las respuestas propias del cliente respecto a sus características (comunes a las diferentes carteras que podemos gestionar a ese cliente), y que están relacionadas con la situación financiera y conocimientos que informa el cliente.

Para realizar alguna modificación, tanto en las respuestas propias de la cartera como en las propias del cliente, ir a  cada cuenta →  Operativa → Cambiar Perfil/Plan.

Nuestra recomendación es que las respuestas se ajusten lo máximo posible a la situación real del cliente. Intentar "forzar" un determinado perfil, no suele ser una práctica aconsejable, ya que el riesgo / volatilidad que se asume podría provocar no conseguir los objetivos de inversión a largo plazo.

¿Por qué mi cartera no me deja modificar a un perfil 9 o 10?

Si estás buscando aumentar tu perfil más de 1 nivel del recomendado inicialmente en función de tus respuestas al cuestionario inicial, deberás revisar y modificar las respuestas en tu área de cliente (tanto las que afectan a la cartera como las que afectan a tu situación y conocimientos financieros).

Perfiles más altos implica poder asumir mayores riesgos. Nuestros algoritmos generan un perfil de riesgo ponderando las diferentes respuestas que nos has dado (recuerda, las respuestas propias de la cartera y las que tienen relación con conocimientos y situación financiera).

El horizonte temporal, el tipo de objetivo, tu capacidad para soportar volatilidades altas, conocimientos financieros, ingresos, capacidad de ahorro, etc. Todas estas respuestas se tienen en cuenta para recomendar el perfil que creemos se adecúa mejor a tu situación. Y nuestras carteras se analizan y diseñan para que cada perfil de riesgo tenga una determinada rentabilidad y volatilidad esperada a largo plazo, independientemente de las diferentes situaciones o ciclos de mercado. Una vez más, intentar "forzar" un determinado perfil de riesgo es una práctica que no recomendamos.