Costes inbestMe ETFs Value

Los costes de gestión y depositaría serán los siguientes porcentajes anuales sobre el valor efectivo de la cartera gestionada:

  • De 15.000 € a 99.999,99 €: 0,55% de gestión + 0,20% de depositaría = Total 0,75%.
  • De 100.000 € a 499.999,99 €: 0,50% de gestión + 0,20% de depositaría = Total 0,70%.
  • De 500.000 € a 999.999,99 €: 0,40% de gestión + 0,20% de depositaría = Total 0,60%.
  • De 1.000.000 € a 4.999.999,99 €: 0,30% de gestión + 0,0955% de depositaría = Total 0,40%.
  • A partir de 5.000.000 €: 0,15% de gestión + 0,0955% de depositaría = Total 0,25%.

El desglose individual de cada concepto, gestión y depositaría, puede variar pero su suma nunca será superior al total indicado en la tabla anterior.

Esta comisión de gestión discrecional se devengará anualmente y se liquidará mensualmente. Tarifa adicional del 0,35% sobre el valor efectivo de la cartera gestionada en el momento de la tercera y sucesivas modificaciones del PI y/o del “Plan de Cartera” efectuadas en un año natural. Esta comisión se devengará y liquidará en el momento de efectuar el cambio.

Las tarifas incluyen los impuestos que resulten de aplicación, de acuerdo con la legislación vigente en cada momento. El pago de las cuotas se realizará mediante cargo en la cuenta de valores y efectivo titularidad del Cliente.

El único componente de coste que es ajeno a inbestMe y que no está cubierto por nuestra comisión es el coste implícito de los ETFs que utilizamos para la construcción de las carteras.

Los proveedores de los ETFs o fondos indexados cotizados, cobran por la elaboración y gestión una comisión en general muy pequeña. Se le denomina implícito porque no es visible para el cliente. Este coste está deducido del valor liquidativo del activo constantemente.

El coste promedio de los ETFs para una cartera promedio de inbestMe Value está en el 0,25% respectivamente. Este puede variar entre los diferentes perfiles.

El coste del ETF es un elemento importante en el proceso de selección por nuestros expertos pero no el único. Hay otros elementos que tenemos en cuenta para esta selección tales como la liquidez, o el tracking error. También tenemos en cuenta la diversificación que nos aportan: por ejemplo podemos decidir escoger un ETF algo más caro que cubra todo el mercado americano en frente de uno que cueste algo menos pero que solo cubra un índice. O podemos decidir escoger un ETF también más caro que cubra la divisa para reducir el riesgo divisa de nuestras carteras.